Todos los detalles para perfecionarte como amante

Tener imaginaciones ardientes será habitual tanto en hombres como en señoras, nacen de nuestra imaginación como   una medida   de satisfacer experimentos ó circunstancias, que por alguna casualidad, no  las podemos hacer ó no las necesitamos consumar, por ello se habla de ” la imaginación al poder ” el sexo masculino pueden ser más visuales  en sus sueños, les gusta hacer, y además dejarse hacer, no obstante las señoras son bastante sensibles.

La sensualidad es una parte de la existencia que el 100% necesitamos disfrutar, con las  ficciones  se prenden arrebatos, se esfuman recatos.

Escorts barcelona

Es una manera imaginativa,  para contrarrestar  la repetición  a la que nos vemos unidos  en diversos   acontecimientos de nuestra existencia,   asumiendo que el agrado lía y anima a todos los actores de nuestra ilusión.

Existen ocultas o compartidas, ardiientes, apasionadas, con arreglo al grado de su grado, la modalidad es casi infinita  y evolucionan  con su práctica.

Vivirlas en realidad, va a ser un reto, suerte ó una desilusión, pero siempre nos recuperan de la repetición   y su monotonía, al mismo momento que vemos mejor nuestra  sexualidad.

Las escorts   resultan cómplices, reservadas y proactivas   que  hacen   esas ficciones en la opción  más real   y versa de consumar   caprichos solo soñados en emociones   muy próximas a la realidad.

Estas escorts se vuelven en la picara estudiante. No se da nada más especial que compartir sueños con mujeres, que no tienen escrúpulos,  no cambia su manera de observarte y te da el placer al máximo.

Fantasías eróticos de la mujer

1. Ficciones con su acompañante (las legítimas). Lo sugerente de estas imaginaciones casi siempre es que se tiene demasiados probabilidades de que se  hagan verdad. Pensar en sexo agreste,tener sexo en la playa, en la cocina, en casa de un amigo, utilizar juegos eróticos.

2. Hacer el amor con alguien que no sea tu esposo. Con una pareja anteriores, con un amigo, con alguien nuevo. Disponer de una relación de pareja no convierte que forzosamente nos dejen de gustar el otras personas o que no podamos  recordar    ocasiones de la juventud  compuestas de lujuria

3. Sexo con otra mujer. En la mujer no se da tan fácilmente  las rarezas sexuales con esa clase de experiencias    como en el sexo masculino  y por lo normal no se sueña con alguien conocidos además con una persona que sabe complacer lo que se quiere.

4. Dominar o sentirse la manejada. Como que nos azoten, Hacer el amor de manera desbordado o forzado, etc. no violento. Habitúan ser sueños que la señora solo comenta a su novio siempre que la confianza o la complicidad de pareja es bastante elevada, debe ser una manera de querer  descontrolarse, pero lo contrario incluso puede ser asiduo dominar personas que les maneja o el cual dispone de bastante poder o fuerza.

Escort Barcelona

5. Recibir placer oral. Ha sido el sueño por excelencia que provoca muchos momentos de climax, en el que el prototipo de chico que nos cautiva se muere por darte placer con el tener placer oral poco más o menos como un esclavo  y que  disfruta igual como tú.

6. Deseo maternal. Las consigue sentir la confianza de que su deseado no se transformará en humo en un momento, su pasión por su chica es perpetuo y intercalar su código genético con el tuyo, resulta la gloria de la lujuria eterna.

La objetividad nos enseña que esta ilusión tenemos que controlarla, es prohibitiva

7. Hacer el amor en grupo. Las imaginaciones por ejemplo  realizar tríos, apreciar a otros, etcétera nos da a entender que deseamos olvidar aquellos prejuicios de la pasión y la forma de confirmarlo es en compañia.

8. Deseo tipo Hollywood. Haber sido muy  fascinante que el chico demandado   tampoco puede contener su lujuria  y consiga percibir igual que una Venus y que en su existencia sea impensable otra chica. El amor clase “lo que el viento se llevo”.

9. Ser  stripper o escort. Ha sido una fantasía en la que un hombre les paga por complacer sus antojos ardientes y vestidas de enfermeras nos consigue sentir irrefrenables, manejando  el talento del deseo volviendo loco a un sujeto en el catre sin pudor y sin que afecte el tipo de relaciones eróticos.

10. Morbosidad casual o ” aquí te pillo aquí te mato”. Es el clásico frenesí porque si, nos apetece y ya está sin tabues, un anónimo para un tiempo de gran placer indistintamente del lugar en el que estemos. Dichas ocasiones pueden terminar en gatillazo casi siempre.

Imaginaciones ardientes del hombre

1. Ficciones con su novia. Desean disfrutar de sus ficciones con el individuo que se elige para novia, por ejemplo fantasear como un intérprete erótico, hacer el amor en locales públicos, en nuestro despacho, en el montacargas, en un baño publico, y algunos otros ejemplos…

2. Deseo con una extranjera. Casi siempre es una medida de vivir de nuevo la pasión, el deseo apasionado, puede ser con una amiga, una querida, un amor de la juventud o una imagen publicitaria.

3. Que sus señoras se masturben para ellos. El percibir a la chica ansiosa de deseo masturbándose, le hace mostrarse ansiado con igual nivel  que él, casi siempre es una fantasía donde el retrato de sus antojos provoca una sensación de distribuir natural  placer y satisfacerla es el mejor de ellos.

4. Frenesí oral. El frenesí oral es una manera de iniciar sexo que no consigue demasiado tiempo solo lo realizaban las escorts  y los ennoviados rechazaban este tipo de prácticas, por lo que el sueño  es percibir que lo consigue por que posee tanto que tú y disfruta igual ó más que en el momento que él se lo practica.

5. Hacerlo por detrás. A los hombres les gusta practicar el sexo anal puede ser una forma de percibir la posesión absoluto de su novia y por el apogeo de la práctica el agrado para los chicos ha sido inigualable.

El ano ha sido una parte erógena, mucho más para el sexo masculino que para el sexo femenino, de hecho se dice que el punto Erógeno de los varones se encuentra en esa parte, esta clase de costumbres no define ninguna tendencia de relación en claro, el tocar esta zona delicadamente con el dedo produce un gozo magnífico, para los que les gustaría experimentar sensaciones a tope, experimentadla, no la olvidaréis.

6. Dominación. Las ganas de dominar a su señora guarda como fin  hacerla gozar para llevarla a un punto que la enloquezca, en el momento que el sueño ha sido que te posean ( que te aten las muñecas ) ser usado sexualmente produce un agrado al cual no te podrás resistir dejándote llevar por  su conformidad qué desea empujarte al placer más increíble de tu existencia

7. Frenesí con dos o más señoras. Mostrarse suficientemente  fuerte  para hacerlas gozar a todas con múltiples orgasmos, ser codiciados igual que un dios del Olimpo provoca un ensalzamiento de la lascivia absolutamente maravillosa.

8. Ver a su señora con otra chica u otro hombre o el solamente con otro sujeto. Observar a su novia ser palpada y manteniendo idilios con otra chica produce  una percepción de fogosidad porque al fin ellos las posee a las 2. Por el contrario el observarla con algún sujeto le permite percibir deseos de tenerla darle todo el sexo que ella pide.

Escorts barcelona

Si la ilusión aparece en la intimidad con otro señor no conlleva homosexualidad  sino la curiosidad de  acariciar un cuerpo que le resulta familiar perfectamente y con el que comparte vivencias similares.

“intentar a menudo enriquece”

9. Voyeur y exhibicionismo, orgias. El polo opuesto del erotismo de formato íntimo y privado, es la exhibición, percibir como uno no cumple las normas de la optima moral produce un éxtasis completo, es querer liberarnos del sentido desgraciado de la verguenza, ver que alguno (voyerismo)  u   otros   consuman deseo acciona esta percepción de placer natural y sin límites.

10. Sentirse dentro en una escort. Consiste en una imaginación en la que este lado sensual que todos los sujetos poseen, desea experimentar el despliegue de los sentidos, hacerse  totalmente especial y vivirlo con desfachatez y sin verguenza para ello la ropa interior, pelucas, tacones, braguitas diminutas etc. les permite vivir ser la persona que quieren intentar, la ilusión no supone algún género de feminización del chico ha sido un juego más psicológico que físico.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn