huéscar joyeros opiniones

Históricamente las joyas se han creado tanto para hombres como para mujeres, en la mayor parte de las culturas. Siempre se han utilizado como ornamento y para acentuar la belleza de las personas.

Los primeros indicios de joyas provienen de En el tercer continente con más extensión territorial del mundo, concretamente en el período de la historia de la humanidad que comprende desde el origen del hombre hasta la aparición de los primeros testimonios escritos.

Hace unos siete mil años se empezaron a ver alianzas, esclavas, aros, gargantillas, etc, de un mineral con tonalidades brilantes y de color rojizo.

Durante la civilización que nació al aguparse los asentamientos ubicados en las en las riberas del cauce medio y bajo del nilo las pulseras, cadenas, alianzas, etc. significaban opulencia e incluso poder dentro de la iglesia.

Los nativos de la grecia antigua no se ponían muchas joyas y cuando decidían hacerlo era para algun evento. Servían para hacer regalos y además las damas llevaban gargantillas, sortijas, pulseras, etc. para mostrar su belleza y opulencia.

Cuando los romanos se instalan en europa, se empezaron a hacer joyas diferentes. La alhaja que más éxito tuvo llegó a ser el adorno que se llevaba prendido en la ropa, de esta manera llevaban las prendas más adornadas. Usaron una gama muy amplia de materiales, ya que disponían de muchas alternativas en el continente europeo. Creaban gargantillas, broches, pulseras y gemelos personalizados. E incluso hicieron joyas de adorno que cuelgan y podían meter dentro perfume. Las señoras llevaban pulseras, anillos, pendientes, collares, broches, etc., y sin embargo los caballeros usaban sortijas.

Durante el movimiento artístico que tomó lugar en europa occidental en los siglos xv y xvi y las expediciones marítimas hacia otros países tuvieron importantes repecusiones en la joyería en Europa.

Cuando napoleón fue coronado emperador de francia. Los expertos en joyas fabricaron joyas para ponerse en las orejas, en las prendas, en los dedos, en la cabeza, en las orejas, en el cuello y en las manos a conjunto.

Los cambios de normas y valores y tambié la aplicación de las máquinas a la industria hicieron que aflorará una clase social con ingresos medios que podía comprar colgantes, prendedores, aretes, brazaletes, sortijas, etc..

En nuestros días los nuevos métodos aparte de la utilización del bronce, cobalto, estaño, aluminio, hierro, etc. han dado lugar al diseño de joyas, y por supuesto por un importe moderado.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn