Franquicias como ayuda en tu emprendimiento

Barcelona es una ciudad que se aprecia por poseer buenos locales de moda y cafeterías para degustar una buena comida sentado en un velador de la parte antigua ó consumir unas tapas en otro local propio del centro de la ciudad. He covidado a un amigo a cenar conmigo para no estar solo la 1ª velada y no perderme por estas barrios, a pesar de que tenemos que admitir que resulta muy complejo desorientarse en esa urbe, dado que sus vías urbanas son tan estructuradas. Nuestro querido amigo está en la urbe demasiado tiempo y callejea perfectamente, debe saber los sitios en los cuales alguno se podría perder un día de diario.

Aquí y en este mes existen bastantes franquicias baratas que hacen que alguien se sienta acompañado y la población disponga de un aparente vistoso por la noche debido a la cantidad de gente de distintas razas y edades que existen, que visten atuendos de moda de los variados lugares, alegran la ciudad.

Mi compañero me quería recomendar asistir un espectáculo de danza que está actualmente a la villa con bastante presencia de público, pero, había tenido una jornada potente de trabajo que no me seducía sentarme en una butaca de un local a observar un espectáculo, debido a que había el riesgo de adormecerme durante el espectáculo, otra sugerencia que se le ocurrió era ir a un concierto de una orqueta de música reconocidos, pero no quedaban tickets a la venta, se habían vendido y no nos apetecía pagar más por una localidad que necesitamos obtener en las cercanías del polideportivo de un barrio de Esta ciudad donde pensaban actuar los artistas.

La recomendable alternativa ha sido asistir a comer, donde tomamos unas tapas que si bien contenían exiguo cantidad estaban maravillosas de gusto, hacían combinaciones de alimentos que conseguían que el bocado proporcionase un original agrado para el gusto, que a decir verdad no es tan difícil de reconocer. Acompañamos estas raciones con una botella de vino del Penedés, no me acuerdo de la etiqueta no obstante era un caldo muy suave y olor a fruta, obviamente la copa la acabamos y finalizamos esta primera parte de la salida de la noche con unos licores de sabores caseros que nos entonaron un poco.

Al salir del mesón de tapas nos fuimos a un pub especializado en ginebras de importación, en el lugar que tomamos unos gin tonic con tónicas adecuadamente aderezados que nos dejaron el organismo acondicionado para franquicias y poner en marcha la hora última de la noche, que iniciamos en una discoteca inmensa que se hallaba llena de turistas extranjeros y varios de España, el ruido de la discoteca no era adecuado para conversar mucho, sin embargo puesto que el nivel de alcohol se hallaba ya exagerado ni siquiera teníamos muchas ánimos de conversar, únicamente relatábamos matices de las mujeres que se veían por la discoteca, existian muchas muy estilizadas y bellas, pelirrojas y de pelo castaño, tratamos de charlar con varias de estas señoritas, pero tampoco tuvimos suerte ó estamos ya bastante mayores para estas chicas más jóvenes. Una barrera fundamental era que nuestro manejo del inglés dejaba bastante que desear y creo que tampoco podían comprender aquello que les nos apetecía aseverar, que no era otra cosa que nos fuéramos a nuestro hotel de La ciudad con cualquiera de ellas. Finalmente acudimos a un local privado que estaba en la parte alta de La ciudad en el que localizamos el entorno más apropiado que he visitado en mi vida en un club de esta clase.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn