Diferentes formas de presentar el ajo

Por lo general el ajo es cultivado como un cultivo anual, el cual es propagado a través de los dientes de ajo, de los bulbos superiores y también se propaga a través de las semillas. Desde la antigüedad, el ajo era apreciado por sus propiedades medicinales y era utilizado en rituales como una protección contra los vampiros y otros males.

El ajo es utilizado en la medicina tradicional y popular en muchas partes del mundo, considerado un potente remedio natural, al cual se le asocian grandes propiedades que ayudan  a prevenir enfermedades del corazón.

En su composición química, el ajo contiene aproximadamente 1% aproximado de aceite esencial, el  cual se compone a su vez de disulfuro de dialilo, alil propil disulfuro y dialil trisulfuro.

 

Algunos de los diferentes tipos de ajo

  • Ajo blanco o ajo de porcelana: Es el ajo más común, el clásico ajo perlado de cuello rígido, de cabeza mediana a grande, que suele tener un sabor picante de intensidad moderada. Tiene un promedio de 10 a 12 dientes por cabeza de ajo.

El ajo fresco es el más utilizado en la cocina, ya que solo un poco puede darle un agradable y gustoso sabor a las comidas. Tiene muchas propiedades medicinales y brinda grandes beneficios a la salud, que pueden ir desde servir de antiséptico, mejorar nuestros huesos o ayudar en la prevención de graves enfermedades.

  • Ajo Rocambole: Se distinguen por su sabor complejo y completo, siendo reconocido por muchos por su exquisito sabor, y catalogado como el del verdadero sabor a ajo. Es uno de los tipos de ajo más conocidos, siendo por tanto ampliamente cultivado entre las variedades de ajo de cuello duro.

Este es un ajo de piel suelta con rayas moradas, de un fuerte sabor que no suele durar mucho. Tiene un alto contenido de ácido sulfénico, lo que hace que el ajo tenga un sabor algo picante, el cual se suele disipar muy rápidamente

  • Ajo español: Este es un ajo de tamaño mediano, que puede tener en promedio de 5 a 7 centímetros de diámetro, con 8 a 9 dientes, los cuales se encuentran atados en una sola cubierta alrededor del escapo. La cubierta exterior es blanca, escamosa, delgada y suelen pelarse muy fácilmente.

La cubierta interna del clavo suele variar entre el color tostado y violeta, pudiendo encapsular grandes dientes de ajo que se distinguen por su sabor algo dulce y fuerte el cual puede perdurar por mucho tiempo. Al utilizarse en la cocina suele desarrollar un sabor intenso, muy rico y bastante complejo de definir.

  • Ajo italiano: Es un tipo de ajo de cuello blando, cabeza grande muy abultada, el cual se caracteriza por tener muchos dientes. Con la edad de la planta el sabor de este tipo de ajo varía mucho, y brotes verdes suelen aparecer temprano en algunos de sus dientes.

Los brotes se pueden quitar fácilmente cortando el diente por la mitad desde la parte superior.

  • Ajo negro: El ajo negro se obtiene del ajo blanco, el cual es fermentado a alta temperatura bajo alta humedad para darle un sabor dulce, el cual altera su consistencia, oscureciendo sus dientes y agregando además levadura el cual suele ser usado por algunos cocineros para aumentar el sabor.

Este ajo como ya se ha dicho tiene un sabor más suave, parecido al de la melaza, siendo una opción más delicada a la que se presenta con el ajo crudo. Posee propiedades medicinales, las cuales son muy beneficiosas para la salud, como por ejemplo; proporciona el doble de antioxidantes que suele proporcionar pasta de ajo en su forma natural.

  • El ajo ahumado: Es un tipo de ajo que suele obtenerse de la misma manera que se obtiene el pescado ahumado; colocando el ajo sobre el humo que sale al prender fuego sobre astillas de roble después que esta se ha apagado: el proceso no agrega vida adicional al bulbo.

El ajo ahumado tiene un sabor suave, algo dulce sobre la capa de sabor ahumado, el cual tiene múltiples aplicaciones en la cocina.

  • Ajo silvestre: Es un ajo de tallo bulboso y perenne que se puede encontrar en bosques húmedos donde crece de forma silvestre, pudiéndose encontrar en pantanos o cerca de zonas con mucha humedad en Gran Bretaña así como en toda Europa.

El nombre botánico del ajo silvestre es Allium ursinum, y se le conoce a través de diversos nombres como cebolla de gitana, ajo de oso, ajo de diablo y Jenny apestosa.

El ajo silvestre difiere del sabor de los ajos más comunes, aunque sabe a ajo, este es mucho más suave y cierto sabor herbáceo que lo distingue. Las hojas crudas tienen un fuerte olor picante con un sabor delicado y dulce.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin