Aumento de demanda de productos naturales

Son bastantes las personas que han señalado que la homeopatía es una manera de acrecentar la salud ó por lo menos eludir dolencias, empleando diferentes sistemas y con conclusiones satisfactorias en en ocasiones. Dentro de los procedimientos empleados en el campo de la naturopatía encontramos la fitoterapia, que se basa en aliviar ó evitar los malestares por medio del uso de las plantas. Actualmente podremos adquirir cualquier tipo de hierbas curativas en las diversas herbolisterías que existen en las capitales y en las webs hay herbolarios para comprar todo lo que desees sin moverte de tu hogar.

El uso de las plantas como medio curativo diremos que es una práctica de hace muchos años.

Los antepasados elegian las plantas curativas para poder disminuir los abusos que originaban a sus cuerpos, deseaban contrarrestar los excesos de grasa por comer carne en grandes porciones con hierbas medicinales en vez de comer equilibradamente. Hoy en día sería más provechoso continuar ingiriendo fármacos  que de ningún modo curan, sino que más bien mitigan los efectos de la enfermedad. Debemos encauzar a las personas con el fin de que tengan una vida sana de herbolarios y en ningún caso creamos que  estamos curados por la ausencia de dolor, ya que la eliminación del dolor se debe a las invenciones de los laboratorios y en ningún caso de la desaparición de la dolencia.

Debemos centrarnos en indagar la causa de nuestro dolor y no en paliar sus manifestaciones.

Las herbolisterías que encontramos en nuestras vías urbanas podrían ser similares a las boticas que hacían medicamentos para las distintas dolencias, lo que las diferencia va a ser que hoy los preparados están empaquetados y además en el herbolario para nada se elaboran las mezclas para luego determinar su peso y empaquetarlos.

De acuerdo a lo que opinan determinados entendidos las dolencias de ningún modo se solucionan acudiendo a un herbolario ó tomando medicamentos, la gran mayoria de los malestares se calman modificando algunos hábitos, por ejemplo nuestro modo de comer, vestir, beber, trabajar, pesar…etcétera.

Determinadas enfermedades se pueden calmar mediante plantas curativas diversas, si ocurre esto deberíamos optar por aquellas que nos agraden, otra solución bastante más eficiente sería compaginar diversos remedios.

Existen escritores que dicen que los reglamentos primordiales de una vida natural de cetona de frambuesa, van a estar en el Antiguo y Nuevo Testamento, donde observamos que, de ninguna manera enseñan medicinas para curar, más bien se especifican unos reglamentos para gozar de buena salud y el sujeto que lleva a cabo esos mandamientos, no tiene porque ingerir fármacos y en el caso de que no confie en las empresas farmacéuticas,  podría visitar una herbolistería con el fin de hallar las hierbas curativas que  puedan aliviarle.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn