El arte de coleccionar Arte

Coleccionar arte es cada vez más difícil, el mercado  del arte se está viniendo abajo con el efecto de la crisis, los precios de las obras de arte están por los suelos y en los últimos años han  disminuido las transacciones de  obras de arte casi un 50% , las causas que han provocado esta debacle son  el olvido del gobierno de este sector , no hay apoyo por parte de las instituciones , ya que no crean incentivos fiscales para los coleccionistas tanto particulares como empresas , y a esto le tenemos que añadir  que el iva que tienen  las compras de obras de arte es más elevado que  en otros países de la unión europea , todo esto da lugar a que reclamemos una ley de mecenazgo que  reforme todo esto y cree una serie de incentivos a las figuras que intervienen en este mercado  las galerías de arte , los artistas y los compradores ya sean empresas ó particulares de nacionalidad española europea ó perteneciente al resto del mundo. El mercado del arte es el gran olvidado de este gobierno, no se han puesto manos a la obra para arreglar esta situación que nos está llevando a la ruina.

En las últimas subastas que se han realizado en nuestro país, los precios han sido muy reducidos, por la apatía de los compradores, si a eso le añadimos los gastos que soportan las casas de subastas en mudanzas a Madrid por ejemplo desde los puntos donde se encuentran las obras de arte, nos encontramos con una rentabilidad casi negativa.

Por otro lado hay que valorar la escalada que están experimentando las subastas de obras de arte por internet aunque tienen aún mucho camino  por recorrer, ya que los compradores lo consideran de segunda división, ya que  a los grandes coleccionistas les gusta estar presente en las salas de subastas presenciales y no realizar sus pujas por internet que es mucho más frío y menos emocionante , aún así algunas casas de subastas han creado portales de subastas por internet pero con un existo aún por despertar.

Las subastas de obras de arte datan del siglo XVII y tiene sus raíces en el norte de Europa , concretamente en Suecia , posteriormente se extendieron por el sur de Europa , aunque las empresas de subastas con más prestigio radian en Gran Bretaña , de todos los tipos de subastas la más común es la subasta llamada dinámica donde el postor puede modificar su apuesta mientras esté abierta la subasta y dicha apuesta será conocida por el resto de postores ,esto consiguen elevar el precio del bien a subastar.

Si usted posee una obra de arte la puede subastar por internet, las subastas online tiene la ventaja de que cualquier postor puede asistir, son más abiertas al público en general y más cómodas para el comprador pero pierden el  encanto de las presenciales. El vendedor que cede la obra de arte de su propiedad a la empresa de subasta online, es responsable  de que la obra es de su propiedad que tiene un certificado acreditativo de autenticidad y origen e incluso se le puede reclamar la factura de compra. El vendedor fijará el precio mínimo por debajo del cual  la empresa de subasta no podrá venderlo, además abonará una comisión que puede variar dependiendo del portal online  que presente la obra de arte, también hay que aclarar que los gastos de transportes por la empresa de mudanzas con una división especializada en este tipo de manipulación y traslados específicos será por cuenta del vendedor y no de la empresa de subastas.

El precio de salida será el de la primera puja, a partir del cual se iniciará el proceso de subasta.

.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn